Icono del sitio podología a domicilio

Onicocriptosis

Onicocriptosis. Onicopatía frecuente.

  1. Introducción

La onicocriptosis, es la onicopatía junto con la onicomicosis1, que personalmente me he encontrado con más frecuencia en clínica.

Ambas patologías cuando llegan a consulta, muchas de las veces han sido tratadas por el paciente, siendo contraproducente en la mayoría de casos. Por tanto, me gustaría plasmar en este artículo u hoja informativa, algunos conceptos básicos y recomendaciones.

  1. Definición de onicocriptosis

Una definición básica y simple sería que el crecimiento de la lamina ungueal es hacia el interior de la piel, provocando herida, y con ello inflamación, infección y dolor en muchos de los casos.

La causa de esta onicopatía esta desencadenada por varios factores predisponentes, pero hay un factor común, que es el factor mecánico, que se encuentra en todas las onicocriptosis que tratamos los podólogos.

Factor común:

-Presión ejercida sobre la lámina, tanto en su totalidad, o bordes.

Factores predisponentes:

-Calzado con puntera estrecha

-Forma uña

– Corte inadecuado de la uña

-Traumatismos

-Anatomía del dedo

-Biomecánica del pie

  1. Clínica

El principal síntoma es el dolor, en una canal o ambos de la lámina, al caminar o con el simple roce de la sabana (síntoma muy característico).

Y los principales signos son; rojez, calor en la zona, inflamación, e infección (en algunos casos). Según evolución los tejidos blandos circundantes a la lámina ungueal, pueden atrofiarse en mamelones, es similar a una herida exudativa.

  1. Tratamiento

Se pueden diferenciar dos tipos de tratamiento; el de urgencia, o el corrector. Y es muy importante, que ambos los realice una persona especializada, como el podólogo.

El de urgencia se realiza cuando el paciente presenta la clínica del apartado tres. Consiste en extraer la espícula o trozo de uña que está encarnado, limpiar/despejar la zona, y tratar con antibiótico y antiinflamatorio tópico durante 48h. Según el criterio del podólogo o el estado de la lesión, normalmente se vuelve a citar al paciente para un control pasadas estas 48h para realizar otra cura, y dar nuevas indicaciones al paciente. Si se trata de una persona que no tenga complicaciones vasculares o endocrinas, el tejido se recupera en menos de una semana.

La otra alternativa, que a su vez es complementaria al tratamiento de urgencia, una vez se regenere el tejido, es el tratamiento corrector, que consiste en aplicar ortonixia elástica, plástica o metálica, gasas/algodón en los canales para evitar que se clave mas la uña al ir creciendo hacia distal, y el tratamiento quirúrgico que es el definitivo. Normalmente se trata de cirugías ambulatorias, es decir, con anestesia local y que el paciente entra y sale el mismo día de la intervención.

  1. Prevención

La mejor manera de prevenir, es evitar en la medida de lo posible los factores predisponentes que dependen del humano, los cuales son:

  1. Conclusiones

Lo más importante de esta pequeña información, es saberla utilizar bien, y no intentar realizar el tratamiento en casa. Si alguna vez notan estos síntomas y signos, es importante que dejen pasar el menor número de horas posibles antes de acudir al podólogo. Por la sencilla razón de que una herida en el pie, al estar en un ambiente húmedo (por el calcetín, zapato…) es rápido que se infecte, y esto complica el trabajo del podólogo, y el malestar del paciente.

Y otra conclusión a nivel personal,  es que si les pasa esto, vayan al podólogo directamente. Porque muchos usuarios van antes al médico de cabecera, pero en el ambulatorio no le manipulan el pie, sino que prescriben una pomada antibiótica para que remitan los síntomas y signos, pero la causa de la lesión, que es la espícula no la tratan. Si que es cierto, que el cuadro mejora, pero la solución definitiva es siempre ir a la consulta podológica.

Salir de la versión móvil